Ilusiones ópticas , una cuestion científica.

Las ilusiones ópticas son mucho más que un juego de percepción. Investigando cómo nuestro cerebro es engañado podemos llegar a entender mejor el funcionamiento de la mente.

El mundo de las ilusiones ópticas y nos permite descubrir que lo que vemos no siempre es lo que realmente es.

Confiamos en nuestros ojos… pero el cerebro es un órgano extraordinariamente poderoso. Sin darnos cuenta, está constantemente procesando la información que recibe del exterior para darle sentido al mundo que nos rodea. Y eso ha sido un elemento determinante de nuestra evolución.

¿Por qué necesitamos ver colores?

Porque nuestra vida puede estar en peligro…

Aquí puedes ver una versión en blanco y negro de la selva, y otra en colores. En la primera foto trata de encontrar al depredador que está apunto de saltar encima de ti. ¿Por qué es tan difícil hallarlo?. En la segunda imagen verás a la pantera inmediatamente . ¿Por qué resultó más fácil hallar el animal en en la imagen de colores?

La razón es que en la primera imagen sólo estás viendo las superficies en relación con la cantidad de luz que reflejan, la intensidad, pero no muestra nada de la calidad de la luz. En otras palabras, en el segundo caso, el cerebro tiene mucha más información para tomar una decisión y actuar en consecuencia. El color nos permite ver un mayor número de similitudes y diferencias entre los objetos, lo cual es vital para sobrevivir.

Entender cómo vemos es uno de los principales objetivos de la neurociencia, la ciencia dedicada al estudio del cerebro. De hecho, las ilusiones ópticas son la clave para resolver esa incógnita.

ilusión de contraste de claridad

Es quizá la ilusion óptica más increible.

¿qué pasa si se modifica el contexto que rodea los cuadrados, pero no los cuadrados? Parece que los cuadros son diferentes, y sin embargo son exactamente iguales sólo que con contextos distintos. Como resultado, el pequeño cuadrado en el fondo oscuro se ve más claro que el cuadrado que está en un fondo más brillante.

Este fenómeno es llamado la “ilusión de contraste de claridad”, el cual prueba que el contexto lo es todo cuando se trata de lo que vemos, incluso cuando observamos las características más simples del mundo, como el brillo. Pero ¿por qué el contexto lo es todo?

La claridad y los colores

El ejemplo anterior tambien se puede aplicar a colores.
Tenemos dos baldosas cuyo color es idéntico. Pero ¿qué pasa si cambiamos su contexto de una manera específica?

En la segunda imagen las dos baldosas físicamente idénticas parecen muy diferentes. ¿Por qué? El hecho de que haya una baldosa marrón oscura en la parte superior indica que se trata de una superficie poco reflectante bajo una luz brillante. En cambio, la baldosa naranja que está en un lado del cubo, denota que es una superficie altamente reflectante en la sombra.

Entonces, las percibes de diferentes colores no porque lo sean sino porque tu cerebro piensa que su significado es distinto, dada la información que le da el resto de la imagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *