Asesinato en el Club de golf.

Se encontró un cadáver en el Club de golf de Elche y aprovechando que la inspectora Noemí estaba pasando las vacaciones en su ciudad la policía decidió recurrir a ella como tanas veces en el pasado.

Cuando llegó Noemí al escenario del crimen, cerca del hoyo 12, le explicaron la situación: junto al cuerpo había un palo de golf ensangrentado que Noemí observó sin tocar y que luego el médico forense confirmó que era el arma homicida.

Afortunadamente, solo diez personas además de la víctima habían estado jugando al golf ese día.

Noemí entrevistó a cada una y preguntó:

¿Conocías a la víctima?
¿Tenías alguna razón para atacar a la víctima?
¿Qué razones podría haber tenido otra persona para atacar a la víctima?
¿Cuál fue tu puntuación final después de los 18 hoyos ese día?

Después de la entrevista, les pidió a cada sospechoso que llenaran un formulario con su nombre, dirección, número de teléfono, hora y fecha de la entrevista preliminar realizada, para que la policía pudiera dar seguimiento si fuera necesario. Después de entrevistar a las diez personas , Noemí arrestó a uno de ellos y el hombre confesó el crimen.

¿Cómo conoció Noemí al culpable?

La ficha de dominó.

Este puzzle yo no lo llamaría un «clásico», pero no obstante es una buena demostración de probabilidad no intuitiva.

Digamos que tengo un juego estandard completo de fichas de dominó.

Cada ficha de dominó tiene de 0 a 6 puntos en cada lado, y no hay dos fichas iguales. Saco una ficha al azar con los ojos cerrados. Con los ojos aún cerrados, elijo un lado (una mitad de la ficha donde se ven los puntos) aleatorio de la ficha y te lo muestro. Ves seis puntos.

¿Cuál es la probabilidad de que el otro lado también tenga seis puntos?